¿La Física es muy difícil? Conocer sus retos, enseñar sus virtudes

Existe un amplio grupo de trabajos que muestran la existencia de numerosas dificultades conceptuales en el aprendizaje de la física que persisten incluso después de largos e intensos periodos de instrucción. Así, el cambio conceptual […] resulta difícil de conseguir en esta materia. Aunque, en la práctica, se puede decir que se han trabajado casi todos los campos de la física, los trabajos más numerosos se han centrado en el estudio de las concepciones de los alumnos sobre las fuerzas y el movimiento de los cuerpos, la electricidad, el calor y la energía (para una revisión de los distintos trabajos véase: R. Driver, A. Squires, P. Rushworth, y V. Wood-Robinson, Making sense of secondary school, Londres, Routledge, 1994).

[…] En física las dificultades de aprendizaje que encuentra el estudiante vienen determinadas por la forma en que organiza su conocimiento a partir de sus propias teorías implícitas sobre el mundo que le rodea y el comportamiento de la materia.

“De esta manera, la comprensión de la física que se enseña en la escuela implicaría superar las restricciones que imponen las propias teorías de los alumnos.”

Estas teorías implícitas […] se diferencian de las científicas en una serie de supuestos o principios subyacentes de carácter epistemológico, ontológico y conceptual. […] En el caso del aprendizaje de la física [existen] distintas fases que caracterizarían las teorías de los alumnos en su evolución hacia las teorías científicas.

Aprender física, en primer lugar, supondría un cambio en la lógica alrededor de la cual los
alumnos organizan sus teorías (cambio epistemológico). Antes de llegar a aceptar que la
física nos proporciona modelos y teorías que permiten aproximarse e interpretar desde distintos puntos de vista la realidad del mundo que nos rodea, los alumnos pasan por distintas fases o etapas en sus teorías implícitas que les ayudan a organizar su conocimiento de una forma más simple.

  1. La primera fase, [denominada] realismo ingenuo, se caracterizaría por una visión del mundo físico centrada en la percepción que de él se tiene. Los alumnos sólo aceptarían la existencia de aquello que pueden observar directamente. Una situación intermedia, dentro del continuo que conduce a las teorías científicas, sería lo que hemos denominado realismo interpretativo. El alumno amplía su estructura lógica, asume la existencia de “cosas” que no puede ver (por ejemplo, la energía, el potencial, el momento angular, etcétera), pero lejos de considerarlos como conceptos que cobran sentido dentro de las distintas teorías y modelos interpretativos de las propiedades de la materia, los asume como realidades de la materia, independientes del marco teórico en el que se trabaja que, aunque no puede observar directamente, la propia ciencia le ayuda a descubrir y a observar.
  2. En segundo lugar, el cambio conceptual implicaría un cambio ontológico, un cambio en el conjunto de objetos a partir del cual el alumno construye su propia teoría. En un primer momento, sólo se acepta aquello que proviene de lo que podemos observar directamente con nuestros sentidos, de forma que sólo se aceptan estados discretos para la materia. En su camino hacia las teorías que conforman la ciencia, para aprender física, el alumno debe comprender estos fenómenos no sólo como procesos, sino como el resultado de las continuas interacciones dentro de un sistema.
  3. Por último, aprender física implica un cambio en los supuestos conceptuales que sustentan las teorías de los alumnos, que permita una evolución hacia los principios que caracterizan a las teorías científicas (interacción, conservación y equilibrio, relaciones y esquemas de cuantificación). De hecho, las distintas leyes y teorías que se enseñan en la educación secundaria se basan en la interacción entre cuerpos y sistemas. Los alumnos parten de los sucesos y los datos que les proporciona el mundo que pueden observar y sobre ellos construyen unas creencias sobre las fuerzas, la energía, la electricidad, etcétera.

FUENTE:
Ciencias ii. Antología. Segundo Taller de Actualización sobre los Programas de Estudio 2006. Reforma de la Educación Secundaria. SECRETARÍA DE EDUCACIÓN PÚBLICA, 2007. México, D. F.

Anuncios

Un comentario en “¿La Física es muy difícil? Conocer sus retos, enseñar sus virtudes

  1. vlablah dijo:

    Reblogueó esto en vlablahy comentado:
    Aprender Física implica atender al entorno para comprender sus relaciones; por una parte es impresindible la apropiación es sensorial y por otra resulta necesaria la construcción de significados como una actividad intelectual de vinculación conceptual y apropiación del contexto inmediato.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s